Menu

Actuación de enfermería ante una reacción anafiláctica

Como actuar ante una reacción anafiláctica

Reacción anafiláctica

Una reacción anafiláctica  es una reacción alérgica grave que afecta todo el cuerpo y es causado por químico que se ha convertido en alergeno. Después de tener contacto con una sustancia como por ejemplo el veneno del aguijón de abeja, el sistema inmunitario de la persona se vuelve sensible a esta misma.

Cuando la persona se expone al alergeno de nuevo, se puede presentar una reacción alérgica. La anafilaxia sucede rápidamente, es grave y compromete todo el cuerpo.

Los tejidos de diferentes partes del cuerpo liberan histamina y otras sustancias, lo cual produce constricción de las vías respiratorias y lleva a otros síntomas.

Algunos fármacos (como la morfina, los medios de contraste para radiografías y otros) pueden producir una reacción similar a la anafiláctica (reacción anafilactoide) en la primera exposición que tienen las personas a ellos. Estas reacciones no son iguales a la respuesta del sistema inmunitario que ocurre con la anafilaxia “verdadera”. Sin embargo, los síntomas, el riesgo de complicaciones y el tratamiento son los mismos para ambos tipos de reacciones.

La anafilaxia puede ocurrir como respuesta a cualquier alergeno. Entre las causas más comunes se encuentran:

Los pólenes y otros alergenos que se inhalan muy rara vez producen anafilaxia. Algunas personas tienen una reacción anafiláctica sin una causa conocida.

La anafilaxia es potencialmente mortal y puede suceder en cualquier momento. Los riesgos incluyen antecedentes de cualquier tipo de reacción alérgica.

Objetivo de la actuación ante una reacción anafiláctica

Prestar al paciente una asistencia inmediata que frene los efectos adversos de la hipersensibilidad anafiláctica.

Material

  • Guantes.
  • Carro de parada.
  • Desfibrilador.
  • Esfigmomanómetro.
  • Fonendoscopio.
  • Registros de enfermería.

Procedimiento

  • Suspender toda la terapia en curso.
  • Solicitar ayuda y avisar al facultativo.
  • Realizar una valoración rápida del estado del paciente (sudoración, urticaria, edema,…).
  • Tranquilizar al paciente y aflojarle la ropa.
  • Mantener permeables las vías aéreas.
  • Administrar oxígeno.
  • Acercar el carro de parada y el desfibrilador.
  • Monitorizar al paciente.
  • Canalizar vía venosa si no la tuviera y mantenerla con un suero.
  • Preparar fármacos específicos ( adrenalina, atropina, broncodilatadores y antihistamínicos) y administrarlos por orden facultativa.
  • Controlar las constantes vitales.
  • En caso de que la hipersensibilidad anafiláctica aguda desencadene en paradamcardio-respiratoria, actuar según protocolo (Resucitación cardio-pulmonar básica).
  • Si el estado del paciente requiere el traslado a una Unidad de Vigilancia Intensiva, acompañarlo durante el mismo.
  • Anotar en los registros de enfermería:
  • Inicio, duración y características de la reacción.
  • Estado general y constantes vitales.
  • Pauta seguida y medicación administrada.
  • Hora e incidencias del traslado si las hubiera.

Observaciones

  • El shock anafiláctico constituye una situación clínica grave, sobre la que hay que actuar con gran celeridad ya que el porvenir del paciente va a depender de una rápida y eficaz actuación terapéutica.
  • Es de vital importancia el conocimiento por parte de los profesionales de los signos y síntomas que suele desencadenar una reacción anafiláctica para detectarlos precozmente y poder actuar de forma inmediata.

[ads2]

[wpfilebase tag=file id=9 /]

Bibliografía

  • Dirección de enfermería. Hospital Universitario San Carlos. Manual de Procedimientos básicos de enfermería. Ministerio de Sanidad y Consumo. Madrid 1.991.
  • Dirección de enfermería Hospital Universitario Reina Sofía. Manual de Protocolos y procedimientos generales de enfermería, 3ª edición. Córdoba 2001.

Autores

Comisión de Revisión de Procedimientos de Enfermería. Servicio de Anestesia del Complejo.

Fuente

Loading...