Menu

Asma

El termino, Asma, se refiere a la “dificultad para respirar” o disnea y sibilancia constante. Aunque es una enfermedad crónica, las probabilidades de que una persona muera por un ataque de asma, son relativamente bajas.

Síntomas: el asma se presenta generalmente por episodios. Comienza con una característica Tos y sensación de asfixia. La frecuencia respiratoria del paciente varía según el ataque.

Consiste en una desordenada actividad broncopulmonar, causada por la inflamación de las vías respiratorias que tensionan los músculos que rodean estos conductos y el revestimiento se inflame. Reduciendo la cantidad de aire que puede pasar a través de ellas y provocando la necesidad de aspirar grandes cantidades de aire y de manera más continua y apresurada por la sensación de ahogo del paciente.asma1

El episodio de asma, se produce por diferentes factores desencadenantes, estos comúnmente suelen ser:

  • Pelaje de mascotas, Ácaros del polvo, Moho y polen.
  • Reacción a algunos medicamentos, principalmente al ácido acetilsalicílico y otros AINES. Humo del tabaco u otras combustiones cercanas
  • Cambios en el clima (con mayor frecuencia clima frío)
  • Gases y olores de productos químicos en el aire o en los alimentos
  • Ejercicio físico
  • Infecciones respiratorias, como el resfriado común
  • Emociones fuertes (estrés o shock emocional)

Tratamiento:

Para las personas con poca frecuencia de ataques o episodios, solo se emplea la Kinesiología respiratoria o técnica de respiración del asmático.

Para los pacientes con alto riesgo, es decir dos o más episodios por semana, se sugiere la administración de broncodilatadores y glucocorticoides, en baja concentración para los de menos frecuencia y para los casos crónicos, al paciente con ataques diarios, una dosis más elevada utilizando agentes antagonistas de Beta2 de larga duración. En ambos tipos de asma crónica, el tratamiento es inhalado.

Otros medicamentos utilizados en los denominados Nebulizadores, son: Salbutamol, levalbuterol, terbutalina y bitolterol.

Hay casos en los que se utiliza la nebulización clínica, empleando una mezcla de solución salina con uno de estos medicamentos: Bromuro de ipratropio más fenoterol, Salbutamol o terbutalina, Clembuterol o metaproterenol.

Otras alternativas son la hidrocortisona o metilprednisolona y Esteroides inhalados como el dipropionato de beclometasona o budesonida, y los esteroides por vía oral, como la prednisona, que son administrados en pacientes donde la sintomatología persiste o se agrava la crisis asmática aun con la implementación de los tratamientos antes descritos.