Menu

Cáncer de riñón cirugía y tratamiento de recuperación

Rinon

El cáncer de riñón (carcinoma de células renales) se trata con cirugía de riñón, llamada nefrectomía, para remover el riñón; nefrectomía parcial, para remover el tumor, y criocirugía para congelar la masa renal cancerosa. El cáncer de riñón afecta a miles de personas cada año. La forma más común de cáncer renal es el carcinoma de células renales. El cáncer de riñón se desarrolla a través de células malignas localizadas en el tejido renal, estas células cancerosas forman un tumor renal que puede crecer o propogarse si no se aplica un tratamiento.

Es más propenso a desarrollarse en las personas mayores de 50 años. Los hombres poseen mayores factores de riesgo para desarrollar este tipo de cáncer que las mujeres. Los médicos no están seguros de la causa exacta del cáncer de riñón. Sin embargo, las personas que fuman o están expuestas a ciertas sustancias químicas pueden desarrollar cáncer de riñón. Otros factores de riesgo incluyen la presión sanguínea alta, la obesidad, la diálisis de larga duración y una condición hereditaria.

Hay cuatro etapas del cáncer de riñón que determinan la gravedad del cáncer. Las etapas del cáncer se determinan por el tamaño de los tumores de riñón, la localización de los tumores y cuánto se ha propagado el cáncer. En la primera etapa (etapa I), los tumores pequeños se establecen en el riñón. Los pacientes en la etapa II presentan cáncer en el tejido grueso del riñón y en la etapa III, el cáncer se ha propagado a los ganglios linfáticos y  los vasos sanguíneos cercanos al riñón. Los pacientes presentan síntomas más graves y pueden requerir cirugía o un tratamiento de cáncer más extenso.

La etapa IV del cáncer de riñón indica que el cáncer ha crecido y se ha propagado por todo el cuerpo. Esto significa que el cáncer se ha convertido en cáncer metastásico. Las células cancerosas se han propagado a otras partes del cuerpo, como los ganglios linfáticos, y se han formado nuevos tumores de riñón en áreas como los pulmones o la vejiga. Si el cáncer de riñón metastático se desarrolla, los cirujanos quizás tendrán que realizar una cirugía de riñón y quitar los ganglios linfáticos para impedir que el cáncer no se propage más. La tasa de supervivencia del cáncer de riñón disminuye a medida que aumentan las etapas. El pronóstico del cáncer de riñón de una persona depende si se detecta el cáncer temprano y si el tratamiento del cáncer de riñón, como la cirugía del cáncer de riñón o la quimioterapia, son efectivos.

Cirugía de cáncer de riñón

RIN

Cáncer de riñón cirugía – La cirugía de cáncer de riñón es una de las opciones disponibles para el tratamiento del cáncer del riñón. Cuando una persona se presenta los síntomas de cáncer de riñón, como sangre en la orina, fatiga, un dolor constante en el costado del cuerpo o en la espalda o fiebre persistente, un examen completo es necesario para determinar la causa de los síntomas y  el tratamiento de cáncer de riñón  más apropiado y efectivo, dentro de la amplia gama de los tratamientos disponibles.

Cáncer de riñón cirugía: La cirugía de cáncer de riñón quizás no sea necesaria en ciertos casos. Algunos pacientes pueden presentar síntomas de quistes renales similares y descubren que poseen una masa renal benigna que no requiere cirugía. Otros pacientes diagnosticados con cáncer del riñón pueden necesitar una cirugía para extirpar los tumores sólo si las masas renales son localizadas. Sin embargo, un paciente puede necesitar la extracción total de uno de sus riñones si este riñón está infestado de tumores del riñón o posee una masa renal que está creciendo.

Una nefrectomía es la cirugía del cáncer de riñón. A veces ésto significa que los médicos realizan sólo una extirpación de un tumor renal o una extracción renal parcial, que se denomina nefrectomía parcial. Otras veces, un cirujano podría realizar la entera  extirpación del riñón . Para impedir la recurrencia del cáncer de riñón, los pacientes de cáncer de riñón quizás deban perder un riñón entero, así como otros órganos afectados, para impedir la metástasis del cáncer de riñón, o la propagación del cáncer en todo el cuerpo. Sin embargo, una persona puede sobrevivir con sólo un riñón si es necesario.

La nefrectomía quirúrgica puede implicar una nefrectomía abierta, que ocurre cuando el cirujano realiza una incisión y la extrae el riñón a través de métodos tradicionales. Una operación de cáncer de riñón que más moderna consiste en la laparoscópia quirúrgica del riñón; el uso de una pequeña cámara en el extremo de un instrumento que proyecta la imagen del sitio quirúrgico en un monitor. Luego, los médicos observan la cirugía en la pantalla mientras usan instrumentos especializados a través de incisiones pequeñas para sacar el tejido del riñón canceroso. Esto permite una menor pérdida de sangre durante y después del procedimiento. Además, el tiempo de recuperación es mucho más rápido y menos doloroso para los pacientes.

La criocirugía de riñón cáncer

hie

Cancer de rinon criocirugía: La criocirugía del cáncer de riñón, también conocida como la crioablación renal o crioterapia renal, es una de las formas más modernas de tratamiento de cáncer de riñón, que implica la congelación de los riñones. Mientras que el hielo que usamos en nuestras bebidas o que vemos en los días de frío invierno es de 32 grados Fahrenheit (0 grados Celsius), ¡el hielo utilizado en la crioablación es más frío que 100 grados bajo cero! Estas temperaturas extremadamente frías congelan y destruyen una masa renal, porque son las únicas capaces de matar las células cancerosas de la masa.

Cáncer de riñón ciriocirugía: La criocirugía del cáncer de riñón se puede realizar de varias maneras. Durante la crioterapia renal, se aplica el gas de nitrógeno líquido o el argón a la masa del riñón enfermo. Luego, los médicos usan técnicas de guía de imagen, como el ultrasonido o la resonancia magnética (RM), para guiar a las sustancias de congelación a la masa. Los médicos utilizan un instrumento especial llamado criosonda para inyectar con precisión el hielo a través del tumor, de manera que el cáncer de riñón sea destruido, y al mismo tiempo se deja intacto el tejido sano del riñón y el tejido circundante de los órganos.

En una criocirugía abierta de tumor renal, los médicos hacen una incisión grande y realizan el procedimiento directamente en el riñón. Sin embargo, los cirujanos con experiencia pocas veces se utilizan este procedimiento porque es más doloroso, implica una mayor cantidad de sangrado y se extiende el tiempo de recuperación. Por otro lado, los pacientes que han tenido la crioablación de tumor renal a través de las técnicas laparoscópicas pueden tener resultados muy prometedores. Se realiza bajo anestesia general y toma de una a tres horas para completar; aunque, con algunos pacientes, el procedimiento puede realizarse con anestesia local. Los médicos realizan tres o cuatro incisiones pequeñas en la piel e insertan la criosonda, así como otros instrumentos especializados para apuntar directamente al cáncer de riñón. Este procedimiento menos invasivo permite menos sangrado, menos dolor y un tiempo reducido de recuperación.

La mayor parte del tiempo la criocirugía de masas renales demuestra que las células cancerosas han perdido la vida por completo. Cuando las células cancerosas han sido destruidas, el sistema inmunológico del paciente entra en acción y los glóbulos blancos ayudan a eliminar el tejido muerto. En algunos casos, la crioablación renal ha estimulado  tanto el sistema inmunológico que los glóbulos blancos comienzan a atacar a cualquier célula cancerosa restante.

Recuperación del cáncer de riñón

sand

 

 

Cáncer de riñón recuperación: La recuperación del cáncer de riñón depende del tipo de tratamiento que recibe un paciente. La elección de los procedimientos es algo que los pacientes deberían discutir con sus médicos y con las compañías de seguros, porque algunos procedimientos pueden o no ser pagados por las pólizas de seguros. Diferentes pacientes responden a ciertos procedimientos quirúrgicos y técnicas de terapia de diferentes maneras. En algunos casos, un paciente puede sentir más dolor que otro. En otros, un paciente tendrá una estancia en el hospital más prolongada que otro. Se deben discutir todos los efectos secundarios posibles y el tiempode recuperación antes de una intervención quirúrgica o procedimiento para tratar el cáncer de riñón.

Cáncer de riñón recuperación: La recuperación del cáncer de riñón también puede variar por la edad de una persona, su condición de salud actual y sus antecedentes médicos. Es probable que los pacientes pertenecientes a la tercera edad necesiten más tiempo para la recuperación que pacientes más jóvenes. Las personas que se encontraban en buen estado de salud antes del procedimiento pueden ser capaces de recuperarse y volver a sus rutinas normales antes que alguien que es obeso o que tenía otras condiciones médicas antes de la cirugía o del tratamiento.

La recuperación después de la nefrectomía depende también del tipo de cirugía que se ejecutó. La recuperación después de la nefrectomía abierta dura más tiempo que la recuperación después de la nefrectomía laparoscópica. Una gran incisión en la piel del paciente para extraer el tejido del riñón frente a sólo unas pequeñas incisiones por vía laparoscópica conlleva más tiempo para que el cuerpo sane. La recuperación después de la nefrectomía parcial puede ser más corta que la recuperación después de la nefrectomía radical porque sólo una parte del riñón se extrae a diferencia de múltiples órganos y grandes cantidades de tejido que se extrae. Cuanto más tenga un médico que cortar y suturar, máyor es el sangrado que se producirá y, probablemente, el dolor que se siente también es mayor.

La recuperación después de la criocirugía de riñón es también más corta que la recuperación de las cirugías abiertas, ya que es menos invasiva y no requiere cortes ni suturas. Esta intervención es similar a los procedimientos quirúrgicos laparoscópicos en cuanto a que sólo se necesitan pequeñas incisiones para insertar la criosonda e inyectar el área afectada con las sustancias de congelación. Los pacientes que pasan por la recuperación después de la crioablación de riñón pueden sentir algunos efectos secundarios debido a la anestesia general, al igual que cualquier paciente durante un procedimiento quirúrgico. Sin embargo, la mayoría de las veces, un paciente que ha pasado por la criocirugía de riñón no tendrá una estancia hospitalaria extendida ni necesitará medicación para el dolor por mucho tiempo durante su período de recuperación de la crioablación renal.