¿Qué son los chequeos médicos? -
Menu

¿Qué son los chequeos médicos?

Evidentemente los chequeos médicos son de mucha ayuda para nosotros, pues con ellos podemos encontrar o prever problemas que podrían existir en nuestro cuerpo en un futuro.

Tener una buena organización con nuestros chequeos médicos puede incluso salvarnos la vida, debemos tener presente que se pueden detectar anomalías antes de que se hagan presentes y esto es de mucha ayuda para el control de estos problemas.

También debemos tomar en cuenta que los chequeos y exámenes que tendremos que hacer son diferentes para cada persona, pues todo dependerá de la edad, la salud, la histología familiar, entre otros factores que pueden influir.

Para poder tener un chequeo efectivo por parte de su médico es necesario que le indique si tiene familiares con antecedentes en enfermedades hereditarias, también es necesario que se informe sobre sus vacunas y refuerzos, además de preguntar todas sus dudas por molestias o dolores que lo tengan desconcertado.

¿Cómo preparo a mi hijo para los chequeos médicos rutinarios?

Cuando debemos preparar a nuestros hijos para una visita rutinaria al médico a veces debemos ser bastante dóciles y dar a entender que todo saldrá bien. Si mantenemos una postura muy rígida solo daremos más estrés al pequeño, así que lo mejor es hablar con él y resolver todas sus preguntas.

Los-primeros-chequeos-médicos-del-recién-nacido

Por lo general los niños tienen temor a tres cosas cuando visitan al médico.

  • El dolor: Es común que los niños asocien los chequeos médicos con el dolor, pues por experiencias previas las vacunas y otros chequeos pueden parecer muy dolorosas (algunas lo son), lo mejor es hablar con ellos y hacerlos sentir seguros.
  • La distancia: La angustia que puede provocar al estar separado de su padre o madre y en un lugar desconocido es verdaderamente un problema común en las visitas al médico, lo mejor es hacerle saber que estás ahí en todo momento.
  • El médico: Este es otro temor común en los pequeños, pues no es normal que una persona desconocida te chequee y te haga preguntas. Lo ideal en estos casos es conseguir un pediatra amigable y un consultorio llamativo.
Un comentario
  1. Juan febrero 24, 2016 /