Menu

Cuidados de enfermería en alteraciones durante la gestación

Alteraciones durante la gestación

Alteraciones durante el embarazo

Alteraciones durante el embarazo

Cuidados en la mujer gestante drogodependiente

drogas

drogodependiente

El consumo de drogas durante la gestación causa diversos problemas ya que el principio activo contenido en estas sustancias atraviesa la barrera placentaria y llega a la sangre del feto y puede ocasionar problemas para la madre y el niño,  que pueden prolongarse durante el resto de sus vidas.

Alcohol

Alcohol durante el embarazo

Alcohol durante el embarazo

El Síndrome Alcohólico Fetal

se caracteriza por:

Niños anormalmente pequeños al nacer.

Rasgos faciales anormales: fisura palpebral, nariz corta con depresión del puente nasal, pliegues del epicanto e hipoplasia del maxilar; labio superior delgado, fisura palatina, edema peri orbitario.

Deficiencias del desarrollo : retardo mental o bajo Coeficiente Intelectual; lesiones cardiacas; deformidades esqueléticas; hidronefrosis

Problemas del sistema nervioso central (SNC): mala coordinación; conducta hiperactiva; discapacidades del aprendizaje; discapacidades del desarrollo (por ejemplo, retardo en el habla y en el lenguaje);

Problemas en el vivir diario; capacidad de razonamiento y juicio deficiente; dificultades para dormir y problemas de succión en la infancia.

niño con sindrome alcoholico

Tabaquismo

En los padres:

  • Gametos defectuosos: leucemias y otras neoplasias en el niño.
  • Dificultades para concebir
  • Alteración de la inmunidad en cuello uterino: riesgo de infección.

En el embarazo:

  • Riesgo de: aborto espontáneo, placenta previa, partos prematuros

Riesgos para el feto

  • Policitemia neonatal
  • Malformaciones congénitas: Fisura labio-palatina.
  • Bajo peso y talla al nacer.
  • Alteraciones en la función pulmonar.
  • Trastornos de aprendizaje
  • Alta susceptibilidad a IRA y síndromes obstructivos.
Riesgos para el feto

Riesgos para el feto

cannabis

Riesgos para el feto

  • El feto está expuesto al monóxido de carbono tanto como la madre.
  • desprendimiento de la placenta que conlleva una disminución de los aportes de oxígeno al feto y puede provocar una muerte intrauterina
  • probabilidad de un nacimiento prematuro es también mayor.
  • mayor sensibilidad a las infecciones durante los primeros meses de vida del bebé

cocaína

Poderoso estimulante del sistema nervioso, la cocaína atraviesa la barrea placentaria y circula por la sangre del bebé.

Riesgos para el feto

  • duplica el riesgo de parto prematuro
  • muerte fetal intrauterina
  • disminución de oxígeno provocada por el desprendimiento de la placenta lo expone a la muerte intrauterina.
  • puede sufrir de parálisis cerebral o problemas visuales o auditivos
  • bebés nerviosos, irritables, inconsolables y que a menudo lloran al menor ruido o contacto. droga
  • aparecer otros trastornos: problemática a la hora de conciliar el sueño o alimentarse o incluso padecer el síndrome de abstinencia.
  • puede pasar a través de la leche materna así que se recomienda la alimentación con  biberón.

crack

las mujeres consumen en promedio 21 piedras de crack por día, los hombres consumen 13. El motivo para la mayor incidencia de adicciones en las mujeres radica en las hormonas femeninas, especialmente el estrógeno. Esta hormona potencia los efectos de la droga, la hace más disfrutable y aumenta su poder adictivo.

Riesgos para el feto

Durante los primeros meses del embarazo, puede incrementar el riesgo de aborto natural. También puede causar derrame cerebral, daño cerebral permanente o paro cardiaco en el bebé aún no nacido.

heroína

la mujer embarazada deberá recibir un seguimiento médico. En ocasiones, no se recomienda detener el consumo ya que el síndrome de abstinencia podría repercutir en el bebé y acarrear peligrosos trastornos. El personal médico suele recomendar el uso de metadona que permitirá estabilizar la tasa de droga en la sangre.

Riesgos para el feto

  • El feto expuesto a la heroína verá su crecimiento limitado
  • mayor probabilidad de un nacimiento prematuro
  • muerte fetal intrauterina
  • dificultades para respirar o alimentarse
  • los bebés suelen ser nerviosos e irritables.
  • puede pasar a través de la leche materna así que se recomienda la alimentación con  biberón.

El consumo de drogas inyectables es peligroso en las mujeres embarazadas. El intercambio de jeringuillas representa un riesgo de contagio de virus como el VIH o el virus de la hepatitis B o C.

Por ello, las mujeres que han consumido droga por vía intravenosa deben obligatoriamente realizarse análisis cuando se quedan embarazadas.

Pasta Base

  • Cruza la placenta por difusión facilitada
  • Efecto nocivo por dos mecanismos:
  • Vasoconstricción y taquicardia materna y fetal
  • Bloqueo de la recaptación de catecolaminas

  Provoca daños irreparables en RN de madres que consumen esta droga durante el embarazo

Sindome de abstinencia en el feto

Síndrome de abstinencia en el feto

efectos del consumo de drogas en la gestante

efectos del consumo de drogas en la gestante

ATENCIÓN DE ENFERMERÍA

Atencion de enfermeria

Atención de enfermería

En caso de que la paciente embarazada llegue intoxicada al servicio de urgencia:

Valorar en la mujer:

– Estado general: conciencia (alucinaciones), control de signos vitales, examen neurológico.

– Examen físico segmentario: lesiones, sangramiento, síntomas de pérdida, rotura de membrana.

– Entrevista a familiares y amigos para averiguar el tipo y cantidad de sustancias consumidas, frecuencia con que las consume, vía de administración y tiempo pasado desde la última ingesta.

-Preguntar si el embarazo se esta controlando en algún centro asistencial

– Exámenes: alcoholemia, orina completa, HUGO-P

Procedimientos:

Contención física en caso de agitación

Lavado gástrico: instalación de SNG, instalación solución carbón activado.

Valorar en el feto:

Hemodinamia (control de signos vitales)

Crecimiento

En caso de que la paciente embarazada sea recibida en algún servicio en el hospital:

Valorar en la mujer:

Estado general: conciencia (alucinaciones), control de signos vitales, examen neurológico.

Examen físico segmentario: lesiones, sangramiento, síntomas de pérdida, rotura de membrana.

Entrevista a familiares y amigos para averiguar el tipo y cantidad de sustancias consumidas, frecuencia con que la consume, vía de administración y tiempo pasado desde la última ingesta.

Contención emocional, consejería a la paciente.

Realizar consejería sobre el consumo de sustancias y sus repercusiones tanto para ella como para el hijo.

Valorar en el feto:

  • Hemodinamia (control de signos vitales)
  • Crecimiento y tamaño (ecografía)
  • Exámenes
  • Informar sobre redes de apoyo disponibles
  • Fomentar adherencia a grupos de autoayuda si es necesario.
  • Educación a la familia, consejería y apoyo.
  • Contactar con asistente social

Atención de Enfermería en Síndrome de alcohol en el feto

En el caso que recibamos un recién nacido que padece este síndrome, debemos valorar lo siguiente:

  •   Control de signos vitales, énfasis en pulso y presión arterial
  •   Evaluar estado de conciencia: glasgow modificado
  •   Realizar ECG
  •   Realizar examen físico en busca de anomalías faciales (ojos de   tamaño inferior al normal, mejillas aplanadas y surco nasolabial   poco desarrollado)
  •   Evaluación nutricional, peso diario
  •  Medir perímetro  cefálico
  •  Asistir en la alimentación y valorar reflejo de succión
  •  Valorar presencia de convulsiones
  •  Educar a madre y familia sobre posibles complicaciones que   puede tener el niño en el futuro (problemas de aprendizaje,   emocionales o de comportamiento)
  •   Derivar a asistente social

 

Atención de enfermería en síndrome de abstinencia en el niño:

La podemos dividir en medidas  generales y medidas específicas, propias del cuadro clínico de la enfermedad.

– Evaluación clínica del paciente: exploración física, CSV (énfasis en   Tº), evaluar nivel de conciencia. (Énfasis en síntomas y signos de la   abstinencia)

  •   Mantener vía área permeable
  •   Monitorización hemodinámica
  •   Manejo frente a  la aparición de convulsiones
  •   Administrar tratamiento farmacológico
  •   Mantener hidratación del paciente.
  •   Realizar balance hídrico
  •   Monitorizar tolerancia a la alimentación y   presencia de vómitos.
  •   Educar a la madre y la familia.

Cuidados en la mujer gestante con Hiperémesis Gravídica.

Cuidados en la mujer gestante con Hiperémesis Gravídica.

Hiperemesis gravídica:

Durante el primer trimestre del embarazo es muy común la presencia de náuseas y vómitos leves, sobre todo, en horas de la mañana; estos trastornos son normales durante la gestación. Sin embargo, cuando estos síntomas aumentan de forma exagerada pueden llegar a producir efectos adversos sistémicos.

Valoración:

Es un síndrome caracterizado por vómitos severos, que pueden ocasionar trastornos del equilibrio hidroelectrolítico, del estado nutricional y metabólico de la gestante.

Causas:

  • No se conoce la causa exacta de la hiperemesis gravídica, aunque se plantea que puede estar relacionado con la actividad trofoblástica y los valores elevados de gonadotropina coriónica y estrógenos, los cambios metabólicos de la gestación normal, y algunos autores plantean que tiene un componente psicosomático.
  • Si los vómitos se mantienen a pesar del tratamiento, o aparecen después del tercer trimestre, se debe pensar en que son provocados por otras causas como son: gastritis, gastroenteritis, hepatitis viral, mola hidatiforme, pielonefritis y colecistitis.

Cuadro clínico:

Vomito

Vomito

  • Los vómitos pueden ser de gran intensidad, especialmente cuando no han ingerido ningún alimento. Se observa inanición, acompañada de pérdida de peso que puede ser desde 2,5 kg hasta 13,5 kg. Esto se debe a que la ingestión y absorción de carbohidratos y otros nutrientes es tan deficiente que el organismo se ve obligado a utilizar sus reservas para mantener el calor y obtener energía.

 

La hiperemesis gravídica puede tener 3 períodos:

Primer período es de enflaquecimiento: se produce pérdida de peso, que puede ser de más de 6 % del peso corporal. Puede presentar, además, oliguria, signos de hipovolemia y deshidratación (hipotensión, sequedad de las mucosas y pérdida de la elasticidad de la piel).

  • Segundo período es de taquicardia: la frecuencia cardíaca alcanza alrededor de 100 x’.
  • Tercer período es de fenómenos nerviosos: se puede desarrollar una neuritis periférica con disminución de los reflejos profundos.

Exámenes complementarios:

Exámenes complementarios

  • Hemograma completo.
  • Parcial de orina.
  • Urea y creatinina.
  • Monograma.
  • Bilirrubina.
  • Fosfatasa alcalina.
  • Glucemia.
  • Transaminasa.
  • Ultrasonido abdominal.

Intervención:

  • La intervención de enfermería se realiza mediante acciones dependientes e independientes.
  • Acciones de enfermería dependientes.
  • Se deben tomar varias medidas para evitar complicaciones en la paciente, estas son:
  • Ingreso inmediato.
  • Suspender la vía oral durante 24 o 48 h.
  • Realizar hidratación.
  • Suministrar antihistamínicos.
  • Suministrar suplementos vitamínicos.

Intervención:

  • Sedación más profunda, si se considera necesario, con cloropromacina de 10 a 25 mg cada 8 o 12 h por vía oral.
  • Psicoterapia.
  • Determinar el peso al ingreso y luego pesar diariamente.
  • Medir diuresis y densidad de la orina.
  • Llevar hoja de balance hidromineral.

Las acciones que se han de realizar son las siguientes:

  • Observar las características de las náuseas y los vómitos de la gestante (inicio, duración y frecuencia).

Se le debe explicar a la gestante, la importancia de que realice el reposo gástrico durante 24 o 48 h para lograr que disminuyan o desaparezcan los vómitos, para que de esta forma recupere su estado de bienestar físico y mental.

Actividades independientes:

  • Orientar a la paciente que, cuando pueda comenzar a ingerir alimentos, lo debe hacer en pequeñas cantidades y de forma frecuente y deben ser alimentos que contengan carbohidratos. La ingesta se va aumentando paulatinamente hasta llegar a su dieta normal.
  • Conocer el estilo de vida de la paciente, la actitud de ella y sus familiares hacia el embarazo.
  • Mantener la higiene de la paciente y de la habitación, evitando que queden restos de vómitos y olores desagradables que puedan llevar a la paciente nuevamente al vómito.

Asistencia de la mujer con trastornos hipertensivos

Asistencia de la mujer con trastornos hipertensivos

Asistencia de la mujer con trastornos hipertensivos

Introducción

El desarrollo de hipertensión en una mujer en una mujer embarazada previamente normotensa debe ser considerada como algo potencialmente peligroso tanto para ella como para el feto.

Los trastornos hipertensivos, la hemorragia y las infecciones son responsables de la gran parte de la morbilidad en la etapa del embarazo.

Tipos

  • Hipertensión gestacional
  • Preeclampsia
  • Eclampsia
  • Preeclampsia superpuesta a la hipertensión crónica.
  • Hipertensión crónica

Preeclampsia

  • Síndrome especifico del embarazo.
  • Mas frecuente en el embarazo, se caracteriza por el desarrollo de hipertensión, proteinuria y edema.
  • Se define como la lavación de la presión sistólica de 30 mmHg y diastólica 15mmHg del valor inicial.

Diagnostico

  • Criterios mínimos:
  • TA > 140/90 después de las 20 semanas de gestación
  • Proteinuria > 300mg en 24hrs o > 1gr en tira reactiva.
  • Mayor certeza de preeclampsia:
  • TA > 160/110 mmHg.
  • Proteinuria 2 gr/24hrs o > 2.0 por tira reactiva.
  • Creatinina  > 1.2mg/dl.
  • Plaquetas <1000000/mm3.
  • LDH, ALT o ASL elevada.
  • Cefalea persistente u otro trastorno  cerebral o visual.
  • Dolor epigástrico persistente.

Incidencia y factores de riesgo

  • Mujeres nulíparas.
  • Embarazo múltiple.
  • Antecedente de hipertensión crónica.
  • Adolescentes y edad materna mayor a 35 años.
  • Obesidad.
  • Incompatibilidad Rh.
  • Diabetes mellitus.
  • Alcoholismo y tabaquismo.

Fisiopatología

  • Expuesta a vellosidades coriónicas por primera vez o a una superabundancia de las mismas en un embarazo gemelar.
  • Tiene enfermedad vascular preexistente.
  • Predispuesta genéticamente a hipertensión durante el embarazo.

Tratamiento

  • Diagnostico precoz
  • Manejo correcto del embarazo complicado.
  • Terminación del embarazo con el menor traumatismo.
  • Restablecimiento completo de la salud de la madre.

Tratamiento clínico

  • Detección prenatal temprana.
  • Manejo hospitalario.
  • Terminación del embarazo.

Tratamiento farmacológico

Tratamiento farmacológico 1

Tratamiento farmacológico 2

Atención domiciliaria preeclampsia leve

  • Apoyo emocional
  • Evaluación del feto cada semana.
  • Reposos diario de 2 a 3 hrs recostada para descansar.
  • Reposos en cada decúbito lateral.
  • Informar de signos y síntomas de alarma.
  • Dieta equilibrada alta en proteína.
  • Restricción total de sodio.
  • Valoración de feto.

Atención domiciliaria preeclampsia grave

  • Parto inducido a pesar de la inmadurez del feto.
  • Reposo en cama.
  • Dieta rica en proteína.
  • Anticonvulsivos.
  • Aporte de líquidos y electrolitos.
  • Sedantes  PRN.
  • Antihipertensivos.

hemorragias

CUIDADOS EN LA MUJER CON ALTERACIONES HEMORRÁGICAS DE LA GESTACIÓN.

embarazo ectopico

embarazo ectopico

HEMORRAGIAS DE LA PRIMERA MITAD DEL EMBARAZO

  • Aborto
  • Amenaza de Aborto
  • Aborto Inevitable
  • Aborto Incompleto
  • Aborto Completo
  • Aborto Retenido
  • Perdida recurrente de la gestación
  • Aborto séptico
  • Embarazo ectópico
  • Tratamiento

ABORTO

Es la terminación de un embarazo antes de la semana 20 de gestación.

Se caracteriza por hemorragia que se presenta durante la primera mitad de la gestación, acompañada de dolor hipogástrico que aumenta con la evolución de la dilatación del cuello uterino.

Es un proceso evolutivo que comienza con la amenaza de aborto y termina con la expulsión parcial o total del contenido uterino.

El diagnóstico se hace por sospecha según historia clínica y los hallazgos al examen pélvico. Los cambios en la actividad uterina, la intensidad de la hemorragia y las modificaciones del cuello uterino determinan la etapa del aborto.

Según la evolución del cuadro clínico se clasifica en amenaza de aborto, aborto incompleto, aborto completo, aborto retenido y pérdida recurrente de la gestación.

Para todos las formas de aborto se debe ofrecer atención integral que incluya:

  • Realización de técnica de evacuación apropiada según el caso.
  • Solicitud de hemoclasifición, hemograma completo y VDRL si no la posee.
  • Oferta de consejería en planificación familiar y suministro el método seleccionado.
  • Oferta de Apoyo psicológico.
  • Estudio y tratamiento de la posible causa del aborto.
  • Remisión para vacunación contra la rubéola.
  • Control postaborto.

AMENAZA DE ABORTO

Se presenta como una hemorragia escasa de varios días de evolución, con dolor hipogástrico leve o moderado y cuello cerrado.

Su manejo puede ser ambulatorio para lo cual se deben realizar las siguientes actividades:

  • Solicitar ecografía.
  • Inducir la sedación.
  • Ordenar reposo en cama por 48 horas inicialmente.
  • Explicar la importancia de evitar la actividad sexual.
  • Hacer tratamiento médico de la causa y las patologías asociadas.
  • Realizar control a las 48 horas o antes, si aumentan los signos y síntomas.

ABORTO INEVITABLE

El aborto inevitable es aquel que sucede con aumento progresivo del dolor, de las contracciones o de la hemorragia, comienzo de la dilatación del cuello.

Su manejo debe ser hospitalario e incluye las siguientes actividades:

  • Suspender la vía oral.
  • Suministrar sedación y analgésicos.
  • Hacer evacuación uterina.

ABORTO INCOMPLETO

Se caracteriza por sangrado profuso, modificación del cérvix y expulsión de tejidos fetales, placentarios o líquido amniótico. Su manejo puede ser de corta estancia, dependiendo de las condiciones de la paciente, e incluye las siguientes actividades:

  • Realizar control de signos vitales.
  • Suspender la vía oral durante 6 horas.
  • Suministrar líquidos endovenosos.
  • Suministrar sedación y oxitócicos.
  • Hacer evacuación uterina.

ABORTO COMPLETO

Es el aborto que cursa con la expulsión completa del feto, placenta y membranas,

con disminución posterior de la hemorragia y el dolor. Su manejo puede ser ambulatorio y requiere solicitar ecografía preferiblemente transvaginal.

[ads1]

ABORTO RETENIDO

Corresponde al aborto caracterizado por la retención, en la cavidad uterina, de un embrión o feto muerto de

la progresión normal del embarazo.

Su manejo debe ser hospitalario e incluye las siguientes actividades:

  • Solicitar ecografía.
  • Utilizar uterotónicos (tratamiento de la hemorragia uterina) y hacer evacuación uterina.

PERDIDA RECURRENTE DE LA GESTACIÓN

Se considera pérdida recurrente de la gestación cuando se han presentado dos o más abortos espontáneos y consecutivos. Su manejo debe enfocarse a identificar

tratar las causas que lo producen.

ABORTO SÉPTICO

El aborto séptico es la infección del útero y/o de los anexos, que se presenta después de un aborto espontáneo, terapéutico o inducido.

La infección pos-aborto es un proceso ascendente y sus principales causas son:

  • Presencia de cervicovaginitis.
  • Retención de restos del producto de la concepción, que se sobre infectan.
  • Mala técnica aséptica, produciendo infección al practicar la instrumentación.
  • Utilización de elementos contaminados o sustancias tóxicas para interrumpir la
  • gestación.
  • Trauma durante el procedimiento operatorio, con perforación del útero y/o de otras estructuras.

EMBARAZO ECTÓPICO

Es el embarazo cuya implantación se efectúa fuera de la cavidad endometrial. La implantación más frecuente se hace en la trompa.

El diagnóstico depende de la localización, el tiempo de evolución y los factores asociados.

Como medidas de apoyo al diagnóstico están:

  • La prueba de embarazo cuantitativa.
  • Fracción Beta de Gonadotrofina Coriónica Humana.
  • La ecografía.
  • La culdocentesis (toma de muestra de liquido de la cavidad abdominal).
  • La laparoscopia.

HEMORRAGIAS DE LA SEGUNDA MITAD DEL EMBARAZO

  • Placenta previa
  • Desprendimiento prematuro de placenta
  • Ruptura uterina

PLACENTA PREVIA

Se define como la implantación de la placenta en el segmento uterino inferior. El cuadro clínico se caracteriza por hemorragia indolora y sin causa aparente durante el tercer trimestre de la gestación.

La mujer con placenta previa siempre debe ser atendida como una urgencia, su manejo es hospitalario, en una institución de alta complejidad

En caso de remisión se requiere suministrar previamente líquidos endovenosos y tomar muestra para hemoclasificación, prueba cruzada y hemograma.

DESPRENDIMIENTO PREMATURO DE PLACENTA

Es la separación total o parcial de la placenta que está normalmente insertada. Su manejo es hospitalario, en centros de alta complejidad y se debe remitir siempre a

la paciente con líquidos endovenosos y en ambulancias dotadas adecuadamente.

Es preciso tomar muestras para prueba cruzada, hemoclasificación y hemograma.

RUPTURA UTERINA

Se produce por el desgarro del útero intacto o por dehiscencia de una cicatriz; puede ocurrir durante el último trimestre del embarazo, el trabajo del parto o durante el parto.

En la nota de referencia se deben consignar todos los datos de la historia clínica materna, los resultados de los exámenes para clínicos y la causa de la remisión, asegurando su ingreso en el otro organismo de referencia.

 

Las Mejores Búsquedas:

  • alteraciones durante la gestación
  • alteraciones durante la gestación en mujeres embarazadas
  • Cuales son las alteraciones durante la gestación
  • alteraciones durante la gestación mas comunes
  • alteraciones durante la gestación en la madre