Menu

¿Qué es el embarazo anembrionario?

¿Qué es el embarazo anembrionario?

tipos de embarazo, el embarazo anembrionario

El embarazo anembrionario viene a ser un tipo común de una especie de aborto espontaneo. Este se produce cuando se da el caso de un ovulo fecundado es implantado en el útero pero en el caso del embrión resultante deja de desarrollarse en un tiempo temprano o quizás no se llega a formar. La expresión llamada “huevo huero” hace referencia directa de esta situación, aunque diversos profesionales de la medicina la describen con un lenguaje mucho más técnico con la expresión “saco gestacional vacío”.

Si se da el caso de producirse un problema temprano del desarrollo del embrión, el resultado de una prueba de embarazo podría darte positivo ya que la placenta empieza igualmente a desarrollarse y comenzara a secretar la denominada gonadotropina corionica humana (HCG), esta hormona son las que detectan las pruebas de embarazo.

En un inicio, también sería posible que se presenten algunos síntomas comunes a los de un embarazo normal, como pueden ser nauseas, cansancio y dolor en los senos. Después, cuando se da el caso de que los niveles de las hormonas empiezan a bajar, los síntomas disminuyen y podrías presentar un sangrado vaginal.

Sintomas del embarazo anembrionario

En un comienzo puede que observes algunas manchas de un color café fuerte. Más adelante, es posible de que tengas cólicos parecidos a los de la etapa de la menstruación o hemorragia a medida que descienden nuestros niveles hormonales. Si presentas dolores parecidos a los de la menstruación o hemorragia, tu útero no se está desarrollando como debiera, o si tu ginecólogo no es capaz de escuchar los latidos de tu bebe con el uso de un Doppler en la semana 12 de embarazo, tendrán que hacerte una ecografía para lograr evaluar a tu bebe.

Si se da el caso de una falla temprana en cuanto al desarrollo del embrión, la ecografía podría mostrar que la ubicación del saco gestacional este vacío.

Puede darse el caso de que tengas un aborto espontaneo, es decir, que puedas expulsar el saco gestacional y el tejido acumulado cuando se esté acercando el final del primer trimestre, aunque esto podría pasar antes. Es por ello que es importante visitar a un ginecológico.